Más de 8.000 pinchos de botillo vendidos el primer fin de semana de Jornadas

Los hosteleros de Bembibre han reportado un dato significativo: durante el primer fin de semana de las Jornadas de Pinchos del Botillo han vendido más de 8.000 tapas elaboradas con el embutido típico, constatando un incremento notable respecto a ediciones anteriores.

Estas cifras, proporcionadas por los propios establecimientos al Consejo Sectorial de Comercio, que preside la concejala Belén Martín Díaz, resaltan el éxito del evento y su creciente popularidad.

La edil ha puesto de relieve el impacto económico de las Jornadas, teniendo en cuenta que sólo las ventas de pinchos están por encima de los 8.000 euros, a lo que habría añadir “otras tantas consumiciones”. Con estos datos, no es de extrañar que el volumen global de ventas esté en torno a los 20.000 euros.

Belén Martín también hizo hincapié en “el extraordinario movimiento de visitantes, locales y foráneos, que recorren todos los establecimientos durante estos dos fines de semana”. Es por ello por lo que las Jornadas representan una oportunidad inmejorable no sólo por el beneficio económico presente sino por las posibilidades para atraer nuevos clientes.

Pero más allá de lo estrictamente económico, las Jornadas de Pinchos del Botillo tienen un importante valor social. Desde que se iniciaron en febrero del año 2011 su popularidad y visitas de toda la comarca han ido creciendo año tras año.

Implicación de los hosteleros

Los hosteleros han tenido este año un papel clave en la elaboración de las bases y, desde la concejalía de Comercio, “queremos destacar lo acertadas que han sido sus propuestas, que no hemos dudado en incorporar en esta edición”.

Por un lado, han sido los propios hosteleros quienes propusieron el precio de venta del pincho en función de los costes de elaboración, optando todos ellos por un precio unificado de 1 euro. Por otro lado, plantearon la figura de jurado popular, “lo que se está convirtiendo en un rotundo éxito que incentiva a la población para que conozca todas las creaciones gastronómicas y participe con su voto en la elección del pincho ganador”, dijo Martín Díaz.

Hay que tener en cuenta un tercer aspecto novedoso y no menos importante: el jurado se reunirá el día 8 de febrero una vez finalicen las Jornadas de Pinchos del Botillo y no como se hacía hasta este momento entre los dos fines de semana de actividad.

Comparte en tus redes favoritas

Más de 8.000 pinchos de botillo vendidos el primer fin de semana de Jornadas

Los hosteleros de Bembibre han reportado un dato significativo: durante el primer fin de semana de las Jornadas de Pinchos del Botillo han vendido más de 8.000 tapas elaboradas con el embutido típico, constatando un incremento notable respecto a ediciones anteriores.

Estas cifras, proporcionadas por los propios establecimientos al Consejo Sectorial de Comercio, que preside la concejala Belén Martín Díaz, resaltan el éxito del evento y su creciente popularidad.

La edil ha puesto de relieve el impacto económico de las Jornadas, teniendo en cuenta que sólo las ventas de pinchos están por encima de los 8.000 euros, a lo que habría añadir “otras tantas consumiciones”. Con estos datos, no es de extrañar que el volumen global de ventas esté en torno a los 20.000 euros.

Belén Martín también hizo hincapié en “el extraordinario movimiento de visitantes, locales y foráneos, que recorren todos los establecimientos durante estos dos fines de semana”. Es por ello por lo que las Jornadas representan una oportunidad inmejorable no sólo por el beneficio económico presente sino por las posibilidades para atraer nuevos clientes.

Pero más allá de lo estrictamente económico, las Jornadas de Pinchos del Botillo tienen un importante valor social. Desde que se iniciaron en febrero del año 2011 su popularidad y visitas de toda la comarca han ido creciendo año tras año.

Implicación de los hosteleros

Los hosteleros han tenido este año un papel clave en la elaboración de las bases y, desde la concejalía de Comercio, “queremos destacar lo acertadas que han sido sus propuestas, que no hemos dudado en incorporar en esta edición”.

Por un lado, han sido los propios hosteleros quienes propusieron el precio de venta del pincho en función de los costes de elaboración, optando todos ellos por un precio unificado de 1 euro. Por otro lado, plantearon la figura de jurado popular, “lo que se está convirtiendo en un rotundo éxito que incentiva a la población para que conozca todas las creaciones gastronómicas y participe con su voto en la elección del pincho ganador”, dijo Martín Díaz.

Hay que tener en cuenta un tercer aspecto novedoso y no menos importante: el jurado se reunirá el día 8 de febrero una vez finalicen las Jornadas de Pinchos del Botillo y no como se hacía hasta este momento entre los dos fines de semana de actividad.

Comparte en tus redes favoritas